Viajar a Nueva Zelanda es la mejor experiencia que hemos vivido nunca

por

Viajar a Nueva Zelanda es la mejor experiencia que hemos vivido

¡Hola! Somos Diego y Marta. Hace menos de un año viajamos a Nueva Zelanda y nos embarcamos en la que sin duda, ha sido la experiencia más bonita que hemos vivido nunca.

Teníamos claro que ese iba a ser nuestro destino, así que a través de un blog de viajes que se llama “Mochileando por el Mundo y a los que seguimos desde hace tiempo, vimos que estudiaron en World Wide School of English (WWSE) situado en Auckland. Sus referencias eran buenas así que nos pusimos en contacto con A+CAPEC, empresa que lo gestionaba y lo tramitamos todo con ellos. La verdad que no nos arrepentimos porque Sally en todo momento fue un encanto y nos ayudó mucho.

Estudiante Marta en un parque nacional de Nueva Zelanda

Llegamos a Auckland en Septiembre y la ciudad nos recibió con un fin de semana de lluvia y frío. Y es que para nosotros el tiempo fue lo más negativo ya que no estamos acostumbrados a ese clima. Llueve mucho, aunque no de manera constante, de hecho puedes vivir las cuatro estaciones en un día. Realmente los mejores meses fueron de Enero a Marzo. Aun así, no fue un impedimento para poder disfrutar de uno de los países más bellos.

Durante el primer mes nos hospedamos en City Lodge en una habitación doble con baño incluido y cocina compartida. Esto último es perfecto para conocer y relacionarte con más gente. El resto de meses estuvimos en un piso compartido en la calle principal. Hay que decir que los alquileres en Auckland son bastante caros pero al menos nosotros tuvimos la suerte de tener compañeros de piso estupendos con los que también pudimos mejorar nuestro nivel de inglés.

Por otro lado, donde hicimos más vida fue en  la escuela de inglés, la verdad que estuvimos muy bien, aprendimos bastante y una de las cosas que más nos gustó fueron las actividades extraescolares (fútbol, rugby, yoga y pub night) que te ayudan a conocer al resto de estudiantes de una manera divertida. De hecho, en WWSE fue donde conocimos a personas que se convirtieron en seres especiales los cuales, quizás no volveremos a ver pero que serán inolvidables para nosotros. Con ellos viajábamos muchos fines de semana a lugares de la isla norte y que son realmente una maravilla, por eso recomiendo que en la medida que podáis, os escapéis porque hay cientos de rincones preciosos.

Una de las experiencias más originales que vivimos fue hacer Housesitting en Wellington, la capital, donde pasamos fin de año. El funcionamiento es sencillo, los propietarios te prestan su casa a cambio de que cuides de ella, y también de sus mascotas, del jardín, etc. Nosotros estuvimos 9 días en una casa maravillosa con vistas espectaculares cuidando a Alfie, un gatito súper bueno y adorable. Para ello tenéis muchas páginas donde podréis encontrar casas, nosotros nos registramos en Kiwi House Sitters pagas NZ$60 y dura un año. Totalmente recomendable.

Parque nacional Nueva Zelanda

Por último, después de estar 6 meses en la academia de inglés nos quedaba un mes más para simplemente viajar y conocer ya la isla sur, esto ya sí, en el mes de verano. Para ello alquilamos una furgoneta y la recorrimos de norte a sur. Fue simplemente espectacular. Cada carretera, cada montaña, cada acantilado, cada playa, cada río te dejaba sin habla y te obligaba a tener los ojos bien abiertos deseando que nunca olvidases aquellos lugares.

Por esto y muchas cosas más, recomendaríamos 100% a que os aventuréis a viajar a Nueva Zelanda porque es sin lugar a duda un país que no te deja indiferente.

Marta & Diego
Madrid

Deja tu mensaje Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*