MI VIAJE POR NUEVA ZELANDA

por

¿Quieres saber cómo fue mi viaje por Nueva Zelanda?

Cuando me llegó la invitación del departamento de Educación de Nueva Zelanda para visitar los centros educativos del país, no me lo podía creer, ¡volver a Nueva Zelanda invitada por el gobierno! Tenía que coger un avión a Auckland y allí me reuniría con el resto de agentes europeos para empezar al día siguiente nuestro viaje por todo el país.

Ya el primer día saltó a la vista la buena química que había en el grupo. Supongo que para romper un poco el hielo y para que mejoráramos nuestro conocimiento cultural del país, lo primero que nos llevaron a visitar fue el War Memorial Museum, donde además pudimos presenciar en directo la famosa haka de los maoríes.

El lunes iniciamos formalmente nuestro viaje por Nueva Zelanda, centrado sobre todo en escuelas de secundaria (High schools) y centros profesionales de todas las áreas de estudio, desde Marketing hasta ingeniería, pasando por Diseño Gráfico o Animación, entre otras muchas.

Las días fueron intensos, ya que debíamos visitar varios centros cada día y recorrer prácticamente todas las instalaciones en cada uno de ellos. Quizás suene a exageración, pero alguien que conozca las escuelas de secundaria de Nueva Zelanda sabe que para ello se necesita tiempo. Porque si algo sorprende desde el primer momento es la cantidad de espacio del que gozan los estudiantes en Nueva Zelanda. Campos verdes por todas partes para practicar diferentes deportes, árboles gigantes, varios gimnasios en cada centro y aulas muy amplias. Solo por poner un ejemplo, visitamos una escuela donde había 7 laboratorios y en prácticamente todas las escuelas encontramos talleres de carpintería o de diseño industrial, así como teatros con escenario y vestuario de época.

Después de Auckland, llegamos a Wellington, la capital de Nueva Zelanda. Allí ya nos quedó claro que lo que habíamos visto en Auckland sería la tónica general en los centros profesionales de todo el país: el apoyo laboral que se da al estudiante, algo a lo que nos estamos muy acostumbrados por aquí. Basta decir que la tasa media de empleo de los estudiantes que pasan por centros profesionales está entre el 80% y el 90% porque, para empezar, existe una conexión real entre los centros y la industria de la zona. Se da la circunstancia de que no solo en los centros, sino la propia ciudad, como es el caso de Wellington, organiza reuniones para que los empresarios vengan a contratar a los estudiantes recién salidos de esos centros educativos.

Eso mismo lo pudimos comprobar en las otras paradas de nuestro viaje: Nelson, Dunedin e Invercargill, la punta más al sur de la isla sur, donde disfrutamos de un paisaje de cuento. Y desde ahí, de vuelta a casa a explicar a todos lo maravillosa que es Nueva Zelanda.

Si decides iniciar tu propio viaje y necesitas más información sobre estudios en Nueva Zelanda, pincha aquí. ¡Te lo explicarán todo!

Deja tu mensaje Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*